29. jun., 2021

A quien me hizo sentir ganadora

Este bolg se llama Una vida sin dolor, asociado a la razón de mi trabajo. Recuerdo, que mucho de lo que me llevó a decirle NO al dolor, fué un Profesor, mi mentor, guía y amigo, ante un obstáculo, él siempre me decía..."debe haber algo más que puedas hacer "... y así, sin más, me enseñó a no darme por vencida ni en el peor escenario, el dolor no fué, es o será una opción.

Lo que relataré es una experiencia personal y de varias personas, porque cada alumno era único y especial. Yo lo viví, y nunca estaré lo suficientemente agradecida, me esculpió y ayudó a sacar lo que no expresaba, mi exagerada timidez y,  supo cómo enfrentar  ese miedo a errar, permitiéndo que me equivocara. 

Es mejor corregir en la teoría que con un paciente.

Nos enseñó el curso de Semiología en Traumatología I, II y III. Para aclarar los términos, Semiología es la ciencia que estudia los signos(lo que vemos en un paciente) y los síntomas (lo que refiere el paciente) para hacer un adecuado diagnóstico. En mi opinión, clave en nuestra profesión.  

Las clases eran diferentes a las de cualquier profesor, él no la dictaba, en la clase anterior decía el siguiente tema a tratar y todos, debíamos investigar , estudiar y estar preparados, llegando a la clase, él decidiría quién sería el ponente. Para aclarar este punto, ni todos los libros que hubiéramos leído ó investigado habrían sido suficientes, sus preguntas jamás estaban en un libro!! Razón por la cual llegábamos a su clase , temiendo ser elegidos. Como si eso fuera poco, también  traía una serie de preguntas, que por lo general , ninguno conocía su respuesta. Nos hacía sentir que su clase valía por 10. 

Y así eran todas.

Mi anécdota personal:

Por un instinto de conservación (ahora me da risa),  me escondía, no  quería estar a la vista, quizá detrás de la columna menos visible pero,  él llegaba, la mayoría de las veces con su uniforme de sala de operaciones,  venía directo a clase luego de un incontable número de cirugías. Su pregunta, sin falta era: donde está Berrospi?  pues,  esa, era yo! . Tenía que estar a la vista, alguna de sus preguntas, irremediablemente, sería  para mí. De esa forma mis latidos subían a 180 y mi rostro pasaba de pálido susto a rojo sangre.

Así llevamos varios semestres, me estresaba lo incisivo de sus cuestionamientos, sin embargo me enfrentó a mis miedos.

En una oportunidad perdí un exámen, tras mi descargo,  me dió la oportunidad de recuperarlo,  pero sería oral. Ya habíamos tenido muchos intercambios de ideas y aunque me sentía "el punto" (así le dice a quien  molestan sin razón), tomé valor y le pregunté por fin, Por qué era más exigente conmigo?  Su respuesta me sorprendió tanto, ..." Sabes? Eres mucho mejor de lo que crees y quiero que te des cuenta"... Bueno, eso fué suficiente para mi. 

Mi seguridad fué cuesta arriba

Un tumor cerebral se lo llevó.   

Viví muchas experiencias fuera del aula con él,  continuó apoyando y asesorando mi trabajo, me sentía tan afortunada de contar con sus sabios consejos. Todos aquellos que lo conocimos, sabemos que su partida se llevó mucho más que un nombre ó un título, pero si tuviéramos que llamarlo de alguna forma, sería MAESTRO. 

Seguirá siendo mi Norte, como profesional y como amigo.

Gracias Dr. Fernando Suarez

vivirsindolor.estoybien@gmail.com

algiamedicaperu@gmail.com

 #elmejormaestro #agradecimiento #motivación #somosmejores #unavidasindolor #elpacienteesprioridad