31. ago., 2020

Autoestima y Pandemia?

Uno de los efectos de la Pandemia, a mediano y largo plazo, son aquellos que no se ven. Lo mencioné en el artículo donde hablo de "El otro virus". Sin embargo, voy a ser más profunda esta vez y, me ocuparé de la autoestima.

El concepto del valor que nosotros nos damos , no solo se mide por lo que hacemos, por los éxitos que alcancemos, también,se miden  en forma mucho más contundente, sobre la imagen que tenemos de nosotros.

Durante la Pandemia, muchas emociones han quedado al descubierto: buenas , no tan buenas y, realmente malas o nocivas. Nos hemos enfrentado a la realidad que quizá pasábamos por alto, que "ignorábamos" por comodidad o conveniencia. Todo lo que estaba guardado se expuso. Relaciones que estaban quebradas pero unidas con falsa goma, se desmoronaron. Conductas que se toleraban empezaron a causar conflictos. Amigos "muy cercanos", desaparecieron. Espacios físicos que se conviertieron en cárceles. Convivencias que se tornaron intolerables y, mucho más.

También hemos encontrado en la Pandemia, momentos para unir, compartir, amar, valorar, extrañar sanamente, crear, descubrir habilidades que desconocíamos, dialogar, leer, escribir y muchísimo más también.

Como podemos ver, si hemos recibido la bendición de disfrutar más de cosas buenas, también sentimos la fuerza de un "Yo" enriquecido, mucho más atrevido y valiente, con seguridad y confianza, esa, es nuestra autoestima vestida con brillo, destacando e impresionando con su energía, su valor.

Para quienes padecieron un infelíz encuentro con la realidad, un duro corte al corazón de nuestro "Yo",  a ellos hay que dedicarles más líneas. Ser feliz es fácil, lo opuesto, nunca lo será.

Sé que la verdad de cada uno es muy particular, cada quien tiene su propia historia, no existe una fórmula única entonces, por ello es más difícil para mí, tratar de  sugerir una solución, sería un reto imposible, pero puedo intentar una reflexión:

El ser humano es muy complejo, desde su nacimiento hasta la adultez pasa por diferentes experiencias, cada una de ellas nos  deja (pues yo también me incluyo), un aprendizaje. Alguien dijo que "La inteligencia de una persona, se mide en su capacidad de resolver problemas". Es verdad, aunque sea relativo, un niño no puede resolver por sí solo el hambre, la sed, la tristeza, la soledad, la incomprensión. Bueno, entonces esto se aplicaría a la edad en la que somos capaces de sociabilizar, movernos, hablar.

Qué sucede con un ser que desde muy pequeño fué despojado de las herramientas para defenderse? Crece, se hace adulto, madura físicamente pero, qué  con su seguridad? Cuán confiado se siente de su capacidad y su valía?. Aquí estamos hablando también de autoestima.

Durante la Pandemia se han observado la agudización de ambas posiciones. La que obviamente preocupa es la que está dejando huellas dolorosas. Hemos escuchado de mujeres siendo maltratadas, solo que ahora les es más difícil gritar por ayuda. Niños siendo agredidos bajo el pretexto de ser intolerables, niñas siendo acosasdas por vecinos o familiares. Cuánto veneno para nuestro amor propio, tanta impotencia, que al final, obliga a silenciar el dolor. 

Hay mucho que no sabemos y tanto por hacer.

Nuestro valor radica en la fuerza que tenemos dentro, no se mide en los  momentos de felicidad, así todos tenemos un gran concepto de nosotros mismos. La valentía de enfrentarse a lo que nos duele es lo que nos hará más fuertes. No importa de dónde venga la agresión, puede ser tu padre, tu madre,tu hermano,tu hermana, tu esposo,tu esposa, tu hijo, tu hija...nadie tiene ese derecho.

Una Pandemia no justifica actos mal intencionados, por el contrario, es un acontecimiento atemorizante que debería sacar lo mejor de cada uno.

La Autoestima como concepto es " Aprecio o consideración que uno tiene de sí mismo", entonces, depende sólo de nosotros.

Nuestra fragilidad puede ser nuestra fortaleza, somos seres únicos, hoy más que nunca, debemos defender nuestro valor y salir de este momento difícil , enriquecidos con mucho amor para dar, pero empezando con nosotros.

vivirsindolor.estoybien@gmail.com