23. ago., 2020

Nuestros temores Vs realidad

 

Para quienes todavía piensan que la vida ha dado un fatal cambio, un giro oscuro en nuestro destino, en realidad, los invito a reflexionar un poco.

Empecemos desde el principio, en el mes de Febrero, aunque quizá desde antes, nosotros escuchábamos noticias de graves sucesos al otro lado del mundo, un virus estaba causando víctimas que sucumbían con severas complicaciones respiratorias, lo que viene después, ya lo conocemos, es más, todavía lo estamos viviendo.

Antes que nada, reformular nuestra vida a un nuevo estatus, donde salir estaba prohibido y transgredir esas normas podrían causarnos hasta la vida. Si quieren un resumen, miedo,miedo, ….miedo.

Luego viene la convivencia, el permanecer en casa con la familia, personas a las que amamos pero a quienes solo se les veía ciertos momentos del día , de la semana y tal vez, con quienes no se cruzaban más de dos palabras. Hemos estado viviendo en total “piloto automático”.

Empezamos a reevaluar nuestros intereses, los verdaderos, la prioridad que destaca, nuestra verdadera pasión, aquello que nos haría volver en medio de un siniestro sin importarnos nosotros mismos.

Creo que a estas alturas, la mayoría ha reflexionado y ha empezado a crear un nuevo mundo a su alrededor, con lo mejor y más bonito, no por estética, no por lo exterior, sino por lo que significa para nuestro espíritu.

Ojalá todo fuera tan “ideal” como lo menciono, no lo es. Todavía hay quienes son escépticos y prefieren vivir la vida hoy, en forma desenfrenada, pareciera que la vida fuera a terminar mañana, nada tan lejos de la verdad. Sabemos que esto solo es tiempo, solidaridad, responsabilidad y autocontrol, pero si algunos no lo han entendido hasta ahora, no creo que haya algo que los haga cambiar.

Hay todavía mucho temor, especialmente en aquellos que han vivido y sobrevivido al virus en sus diferentes manifestaciones.Tenemos luchadores que ahora temen reincorporarse a su vida por los riesgos, ya sea a una nueva reinfección ó el miedo que paraliza después de una experiencia traumática, no saben cómo empezar de nuevo.

Hemos sido transformados, pareciera que nuestro cerebro ha creado un estado de alerta al peligro que se activa a la menor señal, si estornudamos, si tosemos, si nos molesta la garganta, nos duele el cuerpo, estamos con escalofríos… ya nada de eso es normal,puede ser una señal, aunque eso es producto del temor en la mayoría de los casos, nos debate la pregunta, pues siempre veremos el lado fatal.

Es hora de rescatar el lado amable, somos luchadores y guerreros por naturaleza. No digo que nos enfrentemos a ese microscópico virus que ni vida tiene, solo está programado para propagarse, me refiero a vivir a pesar de, ver el lado constructivo de esta situación, si lo buscamos, lo encontraremos, porque hay muchas vidas que se están perdiendo y valorar tantas pérdidas, es una forma de honrarlas.

Para mí ha sido darme cuenta de las cualidades y habilidades que desconocía de mí misma, así como mis grandes y , para mí, aceptables debilidades.

 Esto no termina todavía, pero cuando llegue el capítulo final de esta película de terror y suspenso, seremos mejores? Habrá una versión mejorada de tu persona? Verás hacia atrás y te sentirás satisfecha/o y orgulloso de tu comportamiento?

 Reflexionar es bueno, sufrir no lo es. Despertar un nuevo día, a pesar de las dudas que nos acompañan a la cama, poder agradecer a quien sea le tengas Fe, por el regalo del que  cree somos dignos, demostrar que lo somos aunque quede en secreto entre tú y tu conciencia.

Gran responsabilidad y tarea.

Hasta pronto    

vivirsindolor.estoybien@gmail.com