2. jun., 2020

Manteniendo nuestro cuerpo

 

Pensando en un nuevo tema interesante que pueda orientar al lector, caí en cuenta que, va a pasar mucho tiempo hasta que podamos ir confiadamente a un lugar cerrado para realizar nuestros ejercicios ó actividad física.

Hay un artículo que me parece interesante, lo pueden buscar como  "Los Gimnasios" , pienso que los podría ayudar en parte del proceso. (lo escribí a fines del año pasado)

La "nueva" normalidad que viene con distanciamiento social y, en algunos lugares, cuarentena, cuarentena responsable, nos cambia la visión de cómo debemos llevar nuestro día y manejar nuestro estado físico. No hablo solo de cambiar de posicióny posturas correctas, es más que eso.

Ya hemos pasado por el proceso de miedo, luego quizás de incertidumbre, creo que todavía seguimos ahí porque, nuestro futuro pareciera incierto. Lo que puedo añadir , en perspectiva más optimista, necesitamos reinventarnos, reestructurar desde la forma de alimentarnos hasta la hora en la que nos vamos a dormir.

Hoy quiero hacer énfasis en cómo cuidamos nuestro cuerpo. No me refiero a la mascarilla, los lentes y el aseo de manos, eso ya es como lavarse los dientes, debe ser parte de nuestro estatus quo. Ahora tenemos que hablar del fenómeno de enclaustramiento y el inicio de un problema se huesos, músculos y articulaciones.( obviamente hay muchos más que no mencionaré hoy)

Ya hablamos de algunas formas de lidiar con la cuarentena y nuestra "burbuja personal", sin embargo, a pesar de empezar a movernos un poco más, poder conducir nuestro auto para ir al trabajo ó hacer compras, también viene el hecho que debemos seguir distanciados unos de otros.

El ir al gimnasio, las clases de yoga, baile, arte marcial, lo que sea que hayamos estado haciendo antes de este nuevo capítulo de nuestras vidas, no será el mismo. Podemos hacer muchas cosas nuevas y creativas, no abandonemos nuestro cuerpo, mucho menos nuestra mente. Estas actividades también eran una forma de sociabilizar y romper la rutina, alimentar nuestra autoestima, desarrollar alguna de nuestras pasiones.

El cuerpo humano necesita movimiento, como cualquier animal, el cautiverio nos lleva a la pérdida de nuestras mejores cualidades y funciones. Esta perfecta maquinaria necesita evitar la debilidad, atrofia, osteoporosis y cualquier otro efecto negativo de la inactividad.

Hay muchos cursos online ahora que seguramente más de uno debe haber experimentado, hay uno que incluso, te hace caminar en casi 4 metros cuadrados haciendo de todo con los brazos y las piernas. Sólo tratemos de encontrar cuál calza mejor para nosotros, y cuando sea momento, se pueda caminar por la playa, aunque sea invierno, por el parque, por  tu manzana, podrás hacer algo más. Por ahora, descubre algo para ti. El distanviamiento social se mantendrá todavía pero es para el cuerpo, no para nuestra mente.

Yo estoy trabajando con mis pacientes , algunos de ellos, a través de video llamada, usamos la tecnología a nuestro favor y, los hago trabajar en su propio espacio. Obviamente, en el caso de ellos, son personas que han atravesado un problema de dolor, lesiones, cirugías, recuperación de enfermedades más complejas, no terminaría de hacer la lista, lo que tienen en común, todos ellos es que, no quieren que el dolor regrese, que todo su progreso se detenga y que sus metas no se alcancen. Si ellos no hubieran tenido esas lesiones serían igual de constantes? Estoy segura que sí, ya lo eran, ahora lo son y, siempre buscarán su bienestar.

Me sumo a todos los que trabajamos duro para motivarnos. Yo he tenido una lesión de espalda baja hace mucho, de vez en cuando hace su aparición con pequeños síntomas que ya reconozco con facilidad. Hay "viejos amigos" que no nos olvidan, yo me ocupo de ellos y al no dejarlos tomar el control de mi vida, ya me siento ganadora.

Esta nueva modallidad de vida nos afecta a todos, nadie es inmune. Sugiero un trabajo personal, desde muy dentro de nosotros, para que esta nueva realidad la caminemos con salud física y también la mental. 

Mens sana in corpore sano. Mente sana en cuerpo sano.

Somos luchadores, podemos! empecemos desde ahora.

Si deseas saber más:

vivirsindolor.estoybien@gmail.com