Preparando el cuerpo para el trabajo

30. oct., 2020

El músculo es un tejido elástico compuesto por fibras roja y fibras blancas. Mientras más rojas posee, será un músculo de fuerza y potencia. Si posee más fibra blanca será un músculo de velocidad.

Cuando practicamos estiramientos, el músculo percibe un momento de recuperación y descanso. Aún así debemos tomar en cuenta detalles importantes para hacerlo bien y no lesionarnos.

Los ejercicios de estiramiento se harán en proporción al tamaño y función del músculo así como a la "capacidad articular" que le corresponde. 

Los movimientos en nuestro cuerpo se dan específicamente porque uno o varios músculos trabajan contrayendo sus fibras y con ello provocan un desplazamiento en la articulación que atraviesan. Es muy importante mantener un movimiento respetando los rangos de trabajo de dicha articulación. El estiramiento entonces debe considerar estos rangos de movimiento siempre. El estirar mas allá de lo que la zona puede, nos llevaría a sobre estirar los tejidos de sostén de la articulación y con el tiempo a la disminución de su estabilidad.

Cada uno de nosotros posee características propias, un comportamiento totalmente personal en la capacidad de estirar y movilizar los segmentos de nuestro cuerpo. Algunas veces veremos personas que poseen una flexibilidad digno de gimnastas u otras, personas que no logran atarse comodamente las zapatillas. 

La recomendación es trabajar dentro de los parámetros normales, conocer un poco más sobre lo adecuado para nosotros, para nuestras características, así no saturar nuestros tejidos y, mantener nuestros músculos eficientes con  articulaciones seguras.

En el siguiente artículo iré tocando cada segmento de nuestro cuerpo para aprender a conocernos mejor.

Más datos?

vivirsindolor.estoybien@gmail.com